Centros de vacunación Hood River OR

Es muy importante tener una buena defensa para nuestra salud. Es por esta y muchas otras razones que las vacunas juegan un papel muy definido en la vida de los bebes, jovenes y adultos. Aqui encontraras un equipo de expertos y podras consultar los diferentes centros de atencion en Hood River.

Providence Hood River Mem Hosp
(541) 386-3911
811 13th Street
Hood River, OR
specialty
General medical surgical
Hospital Type
Nongovernment, Not-for-profit
Hospital System
Providence Health & Services

Data Provided By:
Mid-Columbia Medical Center
(541) 296-1111
1700 East 19th Street
The Dalles, OR
specialty
General medical surgical
Hospital Type
Nongovernment, Not-for-profit

Data Provided By:
Providence Hood River Memorial Hosp
(541) 386-3911
13th And May Streets, Po Box 149
Hood River, OR
Specialty
Hospitals

Skyline Hospital
(509) 493-1101
211 Skyline Drive
White Salmon, WA
Medicare Number
500068
Bed Count
26

Mid-Columbia Medical Center
(541) 296-1111
1700 East 19th Street
The Dalles, OR
Medicare Number
380001
Bed Count
49

Skyline Hospital
(509) 493-1101
211 Skyline Drive
White Salmon, WA
specialty
General medical surgical
Hospital Type
Government, Nonfederal

Data Provided By:
Providence Hood River Mem Hosp
(541) 386-3911
811 13th Street
Hood River, OR
Medicare Number
380006
Bed Count
32

Skyline Hospital
(509) 493-1101
211 Skyline Drive
White Salmon, WA
Specialty
Hospitals

Mid-Columbia Medical Center
(541) 296-1111
1700 East 19th Street
The Dalles, OR
Specialty
Hospitals

Bergstom Family Eyecare
(509) 493-2020
950 E Jewett Blvd
White Salmon, WA
 
Data Provided By:

He escuchado muchos rumores acerca de las vacunas. ¿Debería de vacunar a mis hijos?

Existen muchos mitos acerca de las vacunas y los niños. El primero de ellos es que las vacunas no son necesarias. Esto me parece muy grave, puesto que las vacunas ofrecen protección a los niños contra una serie de enfermedades serias y potencialmente fatales, como la difteria, la poliomelitis (polio), la meningitis, la tosferina y el tétano, por nombrar algunas. Si no vacunas a tu hijo, corre el riesgo de que contraiga estas enfermedades perfectamente prevenibles.

Otra de las ideas o mitos que existen sobre las vacunas es que causan efectos secundarios peligrosos. Te aclaro: cualquier vacuna podrían causar efectos secundarios. Sin embargo, por lo general, son leves (fiebre baja, inflamación en el sitio en donde se aplicó la inyección o dolor de cabeza). Es rarísimo que un niño desarrolle una alergia o una convulsión después de ser vacunado. Si bien estos efectos pueden ser motivo de preocupación, los efectos benéficos de las vacunas son mucho más considerables que los negativos, puesto que previenen enfermedades serias, algunas pueden ser mortales.

Si tu hijo es alérgico a ciertos componentes de la vacuna o no responde bien a ellas, piensa de esta manera: la única manera de que siga sano es que los demás niños sean vacunados.

Otra de las preocupaciones que existen es que las vacunas puedan causar autismo. Este tema ha sido controversial, pero no se ha encontrado una relación directa entre el autismo y las vacunas.

Si te preocupa que tu hijo reciba vacunas porque es muy chiquito, piensa dos veces. Las vacunas se deben empezar de acuerdo a las indicaciones de la Asociación Americana de Pediatría y la Organización Mundial de la Salud, en muchas ocasiones poco tiempo después del nacimiento, es cuando las necesita. De esta forma estará protegido desde que es pequeñito, cuando su cuerpo no tiene la madurez para defenderse y está más vulnerable y es más riesgoso que lo ataquen los virus y las bacterias que causan esas enfermedades que puedan terminar en co...

Haga click aquí para leer mas artículos de Vida y Salud

Vacunas para adolescentes

¿Creías que las vacunas eran sólo para los niños? No es así, los adolescentes y los adultos también deben vacunarse.

Las vacunas son sustancias que se usan para prevenir enfermedades como infecciones. Se crean a partir de los microorganismos que las causan (como los virus), pero modificándolos para que no nos causen ningún daño. Podríamos decir que son impostores positivos que los médicos depositan en tu cuerpo. Una vez dentro de tu organismo, el sistema inmunológico se encarga de aprender a defenderse contra ellos creando anticuerpos para atacarlos y guardan “la receta” para siempre. Entonces, si alguna vez se presentan los verdaderos microorganismos (por ejemplo: el virus del sarampión), el cuerpo ya sabrá como combatirlo para que no te de la enfermedad.

La mayoría de las vacunas se suministran en la niñez, pero algunas deben darse también en la adolescencia o como adulto. Hay vacunas que necesitan refuerzos, o sea que se tienen que repetir después de cierto número de años, como la vacuna contra el tétano. También depende de dónde hayas crecido, ya que en el país del que provienes podría haber enfermedades que siguen siendo comunes y que en otros países ya no lo son, y viceversa. Por ejemplo, la Hepatitis A es más común en países con condiciones higiénicas distintas a las de los Estados Unidos.

A continuación, encontrarás una lista de vacunas que se recomiendan a partir de los 11 o12 años. Es muy importante recordar que cada vacuna tiene su propio período de aplicación y determinadas características en cuanto a la frecuencia con la que debe darse. Por ejemplo, algunas se repiten cada año, otras después de un par de meses, unas se dan en una única dosis en la niñez (pero si te la dieron cuando eras pequeño, te la pueden dar como adolescente otra vez). Todo esto depende del historial médico de cada persona, y del tipo de vacuna.

La siguiente lista incluye las principales vacunas sugeridas para los adolescentes:

  • Vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH). Actualmente sólo se recomienda en las mujeres, pero quizá en el futuro se recomiende en los varones también.
  • Vacuna meningocócica
  • Vacuna de refuerzo contra tétanos, tosferina y difteria
  • Vacuna de la serie contra el virus de la hepatitis B
  • Vacuna de la serie contra el virus del polio
  • Vacuna contra la varicela
  • Vacuna de la serie contra el sarampión, paperas y la rubiola (se conoce como MMR por sus iniciales en inglés)

En ciertos casos, ya sea por la condición particul...

Haga click aquí para leer mas artículos de Vida y Salud