Centros de tratamiento de la anorexia Tucson AZ

La anorexia es un desorden alimenticio que hace que las personas dejen de comer y abusen de la actividad fisica, este problema es muy comun en las chicas adolescentes que quieren bajar de peso. Informate aqui sobre clinicas en Tucson que estan dedicadas a el tratamiendo de la anrexia nerviosa

Cottonwood Tucson
(800) 877-4520
4110 West Sweetwater Drive
Tucson, AZ
 
Mirasol
(520) 546-3200
7650 E. Broadway,Suite 303
Tucson, AZ
Specialty
Eating disorders treatment center
Additional Information
Mirasol is a residential treatment center in Tucson, Arizona, that offers an alternative approach to eating disorder recovery, with a success rate twice the industry average

Data Provided By:
Rosewood
(800) 845-2211
36075 South Rincon Road
Wickenburg, AZ
 
Sierra Tucson
(800) 842-4487
39580 S. Lago del Oro Parkway
Tucson, AZ
 
Mirasol
(520) 546-3200
7650 E. Broadway,Suite 303
Tucson, AZ
Specialty
Eating disorders treatment center
Additional Information
Mirasol is a residential treatment center in Tucson, Arizona, that offers an alternative approach to eating disorder recovery, with a success rate twice the industry average

Data Provided By:
Sierra Tucson
(800) 842-4487
39580 S. Lago del Oro Parkway
Tucson, AZ
 
Healthy Futures
(480) 451-8500
9449 N. 90th St. Suite 210
Scottsdale, AZ
 
Sante Center
(480) 313-1390
1960 W. Frye Rd., Ste 1
Chandler, AZ
 
The Mandel Center
(480) 734-1199
11811 N. Tatum Blvd. Ste 3031
Phoenix, AZ
 
Doorways
(602) 997-2880
1825 E. Northern Ave. Suite 200
Phoenix, AZ
 
Data Provided By:

La anorexia: una enfermedad muy común en las chicas adolescentes

Durante la adolescencia es común que los jóvenes padezcan de desórdenes alimenticios, entre ellos, la anorexia. El querer lucir delgada lleva a muchas adolescentes a poner a prueba su salud hasta la gravedad. 

En la actualidad, la anorexia nerviosa es una enfermedad grave que padecen muchas adolescentes, es más en las sociedades desarrolladas. Ellas son las principales víctimas porque viven una etapa en la que buscan la constante aceptación de su entorno. Son muy susceptibles y consumen con facilidad lo que los medios de comunicación les venden a toda hora, especialmente la idea de que el éxito personal, social y profesional puede alcanzarse fácilmente si se tiene una figura en extremo delgada.

Esto es una gran paradoja en un mundo en el que las tasas de obesidad siguen en aumento. Sin embargo, es común que las adolescentes luchen contra el problema contrario. Las personas anoréxicas están obsesionadas con la comida, con contar calorías, con su peso y la forma de su cuerpo. Tratan de mantener un peso que no es normal ni para su edad ni para su estatura. En los casos extremos, una chica puede lucir esquelética, pero al verse en el espejo, piensa que aún está gorda. Y para estar “más flaca”, estas chicas deciden no comer y hacer ejercicio en exceso. 

Es importante que sepas que la anorexia no se refiere sólo a la comida. Es también una manera bastante enferma de canalizar problemas emocionales relacionados con ser perfeccionista y el deseo de tener el control sobre todas las situaciones. Una chica con anorexia tiende a valorarse como persona de acuerdo a qué tan delgada está. 

¿Qué puedes hacer si crees que tu hija tiene anorexia?

 Para empezar, es fundamental no reclamarle de forma violenta, porque sólo conseguirás su rechazo. Primero observa sus hábitos e intenta mantener una comunicación más abierta con ella: esto te permitirá acercarte y ganar su confianza. Las chicas entran en un mundo irreal del cual es difícil sacarlas, sus ideas están distorsionadas y se sienten bastante protegidas en ese espacio que consideran secreto.

Esta es una enfermedad que, en el caso de que tu hija la padezca, todos los miembros de la familia se verán afectados. Por eso, entre todos deberán buscar la solución, y lo más importante, brindarle a tu hija todo el apoyo que necesite. A continuación, algunos consejos: 

  • Reacciona, averigua que pasa si notas cambios en su estado de ánimo (en su humor) y/o cambios físicos en tu hija. No esperes a que pierda demasiado peso para admitir que padece una enfermedad.
  • No la obligues a comer. Si no lo acepta, no conseguirás nada forzándola. Una vez enfrentado el problema, va a ser necesario decidir cuál es la mejor manera de iniciar un tratamiento, tanto de alimentación como psicológico.
  • No debes recriminarle su actitud. Procura eliminar de tu vocabulario términos como “anoréxica”. Debes demostrarle que tú estás ahí para ayudarla, hazle saber que padece un trastorno alimenticio que podrá superar si p...

Haga click aquí para leer mas artículos de Vida y Salud